LAS VENTAJAS DE NUESTROS PRODUCTOS

Optimización de costes de personal, rentabilizando los tiempos en baja temporada; evitando costes de personal extra debido a la facilidad para retermalizar los productos que ya están cocinados de manera que no requiere manos especializadas.

Reducción de la inversión en la creación de nuevas cocinas o ampliación de las existentes, disminuyendo las salas para la preparación y adecuación de las materias primas para la elaboración de las recetas.

Posibilidad de ofrecer un mayor número de recetas, y por qué no, incluso comer a la carta.

Los tiempos de producción se minimizan muy notáblemente: las tareas de manipulación y cocción de los alimentos son sustituidas por la presentación de platos y atenciones hacia los clientes, cuidando más el detalle.

Homogeneización de los platos, con el fin de que cada receta tenga las mismas cualidades organolépticas, microbiológicas, nutricionales, de peso y de presentación.

Aprovechamiento del 100% puesto que no existen mermas de producto

Se pueden regenerar varios elaborados simultáneamente, de manera que minimiza tiempos se servicio y optimiza la planificación de los mismos

Facilita al cliente un mayor control de costes al no disponer de una gran variedad de ingredientes para las elaboraciones tradicionales, se centraliza la negociación de las compras de todos los proveedores en un solo interlocutor, ahorrando un tiempo muy valioso que será invertido en otras funciones

Ahorro de espacio de almacén de materias primas, además de tener un mejor control sobre los stocks de producto.

DIFERENCIA DE GESTIÓN ENTRE EL SISTEMA TRADICIONAL Y LA QUINTA GAMA